¿No sabés qué cámara comprar?

¿No sabés que cámara comprar?

¿Che, qué cámara me compro? Es una pregunta que me estan haciendo bastante asique procedo a explicar un poco más detallado aquí. Primero que nada, no soy profesional y ni siquiera me considero fotógrafo, pero aquí dejo la entrada por si a alguien le sirve leerla.

Creo que hay que partir de algo obvio pero a veces no definido, como ser el “¿Para qué la pensás usar?, ¿Qué tipos de fotos querés sacar?” Una vez definido eso se puede ir viendo a donde apuntar en el gran panorama de las cámaras.

Continuar leyendo “¿No sabés qué cámara comprar?”

Parte de mi 2012, en fotos..

Simplemente algunas de las tantas fotos que saqué a lo largo del 2012.

Continuar leyendo “Parte de mi 2012, en fotos..”

El viejo Samurai

Había una vez en el antiguo Japón, un viejo samurai ya retirado, que se dedicaba a enseñar el arte de la meditación a sus jóvenes alumnos. A pesar de su avanzada edad, corría la leyenda que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierto día apareció por allí un guerrero con fama de ser el mejor en su género. Era conocido por su total falta de escrúpulos y por ser un especialista en la técnica de la provocación. Este guerrero esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y después con una inteligencia privilegiada para captar los errores del contrario atacaba con una velocidad fulminante. Nunca había perdido un combate.

Continuar leyendo “El viejo Samurai”

Esas personas

Más allá de las certezas, algunas personas no están destinadas a permanecer siempre en nuestra vida. A lo mejor algunas sólo están de paso y lo hacen todo antes que los demás. No necesitan de cien años para terminar lo que tienen que hacer, es como si algunas personas sólo pasaran por nuestra vida para traernos un regalo, una bendición, una lección que debemos aprender, o simple e inconscientemente, marcarnos un camino a seguir. Seguramente aprendimos de ellas algo como lo es el amor y la generosidad… regalos que nos hicieron. Nos enseñaron, y luego se marcharon. Quizás no hacía falta que se quedaran más tiempo, a pesar de que nuestro corazón con su bello egoísmo nos contradiga esos pensamientos. Nos entregaron su regalo y luego fueron libres de seguir su camino… como lo hace cualquier ser especial, y lo importante es que si bien no están sus manos, su regalo estará para siempre junto a nuestras almas.

D. Steel